Encontrar la escuela de natación adecuada para su hijo

June 13, 2018

 

Saber nadar es un conocimiento básico esencial, especialmente en el sur de Florida. A la hora de registrar a su hijo en un programa de natación, es natural querer tomar la mejor decisión posible.

 

Cuándo empezar

 

Cuando se trata de cursos de natación , una de las preguntas más frecuentes que los padres tienen es: “¿Cuándo debería mi hijo comenzar?”. Por lo general, cuanto antes el niño empiece las clases de natación, mejor.

 

Los bebés de tan solo 6 meses pueden iniciar un curso de natación acompañados en el agua por un padre o encargado. Estas clases ayudan a los padres y encargados a sentirse más a gusto en el agua con su bebé a medida que aprenden nuevas habilidades de seguridad que pueden practicar en casa.

 

Un estudio llevado a cabo por el Instituto Nacional de Salud en marzo de 2009 determinó que brindarles a los niños pequeños cursos de natación parece tener un efecto de protección contra el ahogamiento y no incrementa sus riesgos de ahogarse. Esta declaración desmintió otra que el Instituto había emitido anteriormente. Un reciente estudio de casos señala que los cursos pueden reducir en hasta un 88 por ciento los riesgos de ahogamiento.

 

La participación regular en cursos formales de natación es primordial para aprender a nadar. Ya sea que su hijo empiece su primer curso a los 6 meses, 30 meses o 4 años de edad, es importante permanecer en un programa de alta calidad durante todo el año. La seguridad en el agua, la retención de las habilidades de natación y la confianza cerca del agua son más elevadas en el caso de los niños que participan en cursos de natación de todo el año. Pero tenga presente que incluso los niños que son buenos nadadores requieren de la supervisión constante de un adulto cuando estén en el agua o cerca de ella.

 

Métodos de enseñanza

 

Un programa de natación exitoso tiene como propósito proporcionar a los estudiantes las habilidades necesarias para estar tan seguros como sea posible cerca del agua. La enseñanza de natación debería centrarse en desarrollar y fortalecer las habilidades de seguridad antes de ocuparse de las brazadas. Además, la enseñanza de la conducta correcta cerca del agua debería ser una parte integral de cualquier programa de seguridad en el agua.

 

Para lograr los mejores resultados de aprendizaje, las clases de natación deberían tener una duración máxima de 30 minutos y realizarse una o dos veces a la semana, a largo plazo. De esta manera, brindan el tiempo suficiente para que los estudiantes desarrollen y fortalezcan sus habilidades, pero sin superar su período de concentración. Además, con clases de 30 minutos, resulta más fácil para los padres acomodar la natación en su horario regular sin sentirse abrumados por limitaciones de tiempo.

 

A la hora de evaluar los cursos de natación, debería considerar también el número de estudiantes por maestro. Una pequeña cantidad de estudiantes por maestro no solo garantiza que su hijo consiga la atención y dirección que necesita, sino también proporciona otro nivel de seguridad. En general, no debe haber más de seis estudiantes por maestro en todo momento. Además, debe haber otros adultos alrededor de la piscina para proporcionar una supervisión extra y para ayudar a los instructores en caso de emergencia.

 

Las características que debe buscar

 

Busque una organización de confianza que haya examinado rigurosamente a sus instructores. Si tiene dudas, puede preguntarle a la escuela cuáles certificaciones y capacitaciones exige. Puede preguntar también cuáles investigaciones de antecedentes se han realizado.

 

Aparte de contar con los certificados indicados, los instructores deberían ser profesionales, acogedores, positivos y entusiastas. Si tiene confianza en su instructor y se siente cómodo con él o ella, su hijo estará más entusiasmado y dispuesto a aprender.

 

A medida que toma una decisión, procure hablar de cualquier inquietud que tenga, especialmente si su hijo ha expresado miedos o preocupaciones con respecto a la natación.

 

Pruebe con una evaluación

 

Visitar una escuela de natación durante las horas de operación o pedir una evaluación son buenas maneras de conocer la cultura y el ambiente de aprendizaje antes de comprometerse. Mientras explora sus opciones, tenga presente que un ambiente positivo de aprendizaje resultará más alentador para los nadadores jóvenes. Además, las piscinas climatizadas bajo techo son más acogedoras que las piscinas frías del gimnasio o del equipo de natación, especialmente en el caso de los nuevos nadadores o de los padres que se meterán en el agua con sus hijos.

 

En Ocaquatics, creemos que aprender algo nuevo debería ser una actividad agradable, sin importar la edad que se tenga. Conozca más sobre nuestro enfoque de seguridad en el agua y nuestro método de enseñar a los niños a nadar.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

Una Lista de Control para la RCP y Seguridad en la Piscina

June 27, 2018

1/1
Please reload

Recent Posts

February 12, 2020

January 7, 2020

Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags