Sol, arena y mar: seguridad en la playa



Se está acercando el verano y, para muchos residentes del sur de Florida, esto es sinónimo de la temporada de playa. Mientras recoge su traje de baño y protector solar, es importante también estar preparado para manejar los riesgos relacionados con estar en el mar o cerca de él.


Cualquier cuerpo de agua supone un riesgo de ahogarse, por lo que es importante usar precaución y tomar las medidas necesarias para asegurar la seguridad de su familia. Aunque los 3 más seguros son un excelente recurso de consejos sobre la seguridad en el agua, existen algunos factores adicionales de riesgo que debe considerar a la hora de salir a la playa. Aquí ofrecemos nuestros mejores consejos para garantizar la seguridad de su familia.


Esté atento a las condiciones


A diferencia de una piscina bajo techo, la playa no es un entorno controlado. Antes de cargar el auto y partir, procure consultar el informe meteorológico local para verificar que no haya alertas de fuertes lluvias o tormentas eléctricas. Si existen indicios de mal tiempo, debería evitar la playa, pero si se ve sorprendido por una tormenta ya estando ahí, debe alejarse de inmediato y buscar refugio en un edificio o en su auto. Antes de entrar en el agua, espere al menos 30 minutos después del último sonido de trueno.


Además, procure familiarizarse con las señales y banderas de precaución. En Florida, las banderas adoptan cuatro colores para avisar a los playeros de las condiciones marinas del día.


  • La bandera roja representa un nivel elevado de riesgo, con altas olas y fuertes corrientes.

  • La bandera amarilla representa un nivel medio de riesgo, con olas y corrientes moderadas.

  • La bandera verde representa un bajo nivel de riesgo, aunque siempre se debería tener cuidado.

  • La bandera púrpura indica la presencia de vida marina peligrosa, tal como las medusas, y suele exhibirse al lado de una bandera roja o amarilla.


Corrientes de resaca


Se requiere más fortaleza y destreza para nadar en el mar que en una piscina o un pequeño cuerpo de agua. Puede resultar difícil para los nadadores inexpertos lidiar con las olas y corrientes. Las corrientes de resaca son especialmente peligrosas porque no siempre se ven desde la orilla. Las corrientes de resaca son fuertes corrientes que pueden arrastrar mar adentro a incluso los mejores nadadores. Debería saber que, si se encuentra atrapado en una corriente de resaca, nunca debe intentar nadar en contra de ella. En cambio, nade en sentido paralelo a la orilla hasta que ya no sienta la fuerza de la corriente. Luego, nade diagonalmente hacia la playa. Si se encuentra en apuros, haga gestos con las manos en el aire y pida ayuda inmediatamente.


Supervisión


Cuando salga a la playa, ¡no olvide a quien le toca ser el observador del agua! Cada vez que haya niños o nadadores inexpertos en el agua o cerca de ella, se debe designar a un adulto para vigilarlos. El observador del agua tiene que estar preparado para actuar en caso de emergencia, por lo que debe evitar el alcohol y las distracciones y tener disponible un teléfono. Además, procure que todos los adultos y niños que no saben nadar usen un chaleco salvavidas aprobado por la Guardia Costera de EE.UU.


Siempre que sea posible, instálese en un lugar cerca del salvavidas. La mayoría de los ahogamientos ocurren en sitios no vigilados. Los salvavidas están capacitados para detectar los posibles peligros y para salvar vidas en caso de emergencia. Aunque vaya a nadar directamente en la línea de vista del salvavidas, es una buena idea hablarle primero para obtener información actualizada de seguridad y consejos con respecto a las condiciones marinas del día. Mantenerse informado es siempre una buena práctica.


Manténgase hidratado y use protector solar


El sol es un peligro real, ¡y no solo en los días calurosos y soleados! La insolación, golpe de calor y quemadura de sol son riesgos que uno toma siempre que esté al aire libre, especialmente estando recostado en la playa. Las nubes tampoco disminuyen estos riesgos.


Es importante asegurarse de que esté bien protegido de la radiación solar. Un protector solar es necesario para evitar quemaduras y el cáncer de piel. Debe volver a aplicarlo cada 3 a 4 horas y, especialmente, justo después de nadar.


Mantenerse hidratado es también esencial para evitar la insolación y el golpe de calor. Tome suficiente agua, evite el alcohol y retírese del sol si comienza a sentirse débil o mareado.


¡Diviértase!


¡No olvide divertirse! Cuando está preparado y armado de los conocimientos necesarios para asegurar que su familia tenga confianza, y que se sienta segura cerca del agua, se vuelve mucho más fácil disfrutar el momento.


En Ocaquatics, es nuestra misión enseñar a las familias a entusiasmarse por la natación, sentirse a gusto cerca del agua y llegar a ser más responsables y seguras. Si está interesado en un curso de natación que no solo sea divertido, sino que ayude a su hijo a tener más confianza y sentirse más seguro y hábil, ¡comuníquese con Ocaquatics hoy mismo!

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Ocaquatics on Facebook
  • Ocaquatics on Instagram
  • YouTube - White Circle
Dirección Postal:
11101 SW 176th Street
Miami, FL
swiminfo@ocaquatics.com
305.969.SWIM(7946)

 

© 2020 by Ocaquatics Swim School