Qué hacer cuando su hijo le dice que no quiere asistir a su clase de natación


A veces, los niños desarrollan miedo al agua. Si su hijo expresa un miedo, hágale caso y procure que se sienta comprendido, aunque el niño no pueda decirle por qué o de qué tiene miedo. Es importante que valide sus sentimientos porque de esta manera le asegura de que puede confiar en usted.


Puede ser todo un misterio. Apenas consigue que salga de la bañera. A su niño le encanta chapotear en el agua poca profunda. Pero a la mera mención de la natación, recibe una reacción muy distinta e inesperada. Su pequeño aficionado a la bañera no está interesado. Incluso puede tener miedo. Aquí se explica cómo manejar la situación.


Cuanto antes, mejor


Incluso los niños pequeños deberían aprender a ser más seguros en el agua y cerca de ella. La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda clases de natación para todos los niños, siempre que muestren disposición y que estén expuestos frecuentemente al agua.


Pero ¿qué debe hacer si su hijo no muestra disposición? ¿Qué tal si su respuesta ante la natación, las piscinas o algo más que la bañera es, “Tengo miedo, Mami”?


El miedo a lo desconocido no es algo que se nos debe enseñar. Naturalmente tenemos miedo a lo que no comprendemos. Aunque para usted una piscina es simplemente una bañera más grande, puede que su hijo no entienda la analogía. Una piscina, o cualquier gran masa de agua, no es algo que cabe en la visión limitada del mundo que el niño tiene. No hay perspectiva ni comparación. Puede ser un lugar grande.


Permiso para tener miedo


Tome en serio el miedo de su hijo. Hágale caso y procure que se sienta comprendido, aunque el niño no pueda decirle por qué o de qué tiene miedo. Es importante que valide sus sentimientos. De esta manera, el niño sentirá que puede confiar en usted.


Frecuentemente, la mejor manera de ayudar a su pequeño a superar su miedo al agua en una piscina u otro lugar es con tierno consuelo. Si el niño no está listo para meterse en el agua, permita que se sienta a su lado con las piernas en el agua, y claro, usted también sumerja las piernas en el agua. Use esto para desarrollar confianza. No insista demasiado, sino anime al niño a ser valiente en este nuevo proyecto.


Ayude a su hijo a sentirse a gusto cerca del agua


Prepárese ante la posibilidad de que lograr que su pequeño supere su miedo al agua o a la piscina lleve mucho tiempo y requiera mucha motivación. Los nuevos entornos están llenos de imágenes, sonidos y olores inesperados. Es mejor ir despacio con los principiantes nerviosos.


Cuando su hijo comience a demostrar momentos de disfrute en al agua, felicítelo por cada avance. Siga siendo paciente y esté listo para estancamientos o incluso retrasos de vez en cuando.


Busque la ayuda de expertos


La Academia Estadounidense de Pediatría cree que los niños pueden comprender los conceptos básicos de lo que se requiere para aprender a nadar y a ser más seguros cerca del agua. Además, recomienda que estas clases sean impartidas por profesionales acreditados que conozcan y comprendan las mejoras maneras de comunicarse y relacionarse con las mentes jóvenes.


Si está interesado en conocer más sobre nuestras clases de natación para bebés y niños pequeños, no dude en comunicarse con nuestro equipo hoy mismo llamando al 305-969-SWIM (7946) o visitando nuestra página de contacto. Ofrecemos una piscina climatizada y bajo techo, ¡perfecta para iniciar a su pequeño en las alegrías de la natación!

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Ocaquatics on Facebook
  • Ocaquatics on Instagram
  • YouTube - White Circle
Dirección Postal:
11101 SW 176th Street
Miami, FL
swiminfo@ocaquatics.com
305.969.SWIM(7946)

 

© 2020 by Ocaquatics Swim School