Regale un curso de natación


¡Para los niños, el mejor regalo debajo del árbol este año les durará toda la vida!


Ya que una piscina no cabrá debajo del árbol de Navidad, sin mencionar que sería imposible de envolver, existe una manera práctica de regalar a los niños la experiencia transformadora que esta supone.


Un curso de natación es uno de los regalos más valiosos que puede dar a los niños. No es el gadget más reciente, y puede tomar un tiempo para que comprendan su importancia, pero a la larga, este puede ser un regalo que nunca olvidarán y que utilizarán por el resto de su vida.


¿Qué tan joven es demasiado joven para aprender a nadar?


La Academia Estadounidense de Pediatría tiene una larga historia de recomendar que la mayoría de los niños comiencen a aprender la natación a la edad de cuatro años. Sin embargo, durante la última década, ha aconsejado que los niños de tan solo seis meses deben estar expuestos a una instrucción formal en natación. Esto se debe al número creciente de estudios que muestran que los niños de esa edad pueden tener menos probabilidades de ahogarse si han aprendido a nadar.


El regalo de la seguridad


Pensamos en las clases de natación para niños como una forma de mejorar su seguridad cerca del agua, y esta es la razón más importante por la que debería considerar obsequiarlas como un regalo navideño. La incidencia de ahogamientos infantiles sigue siendo espantosamente alta, especialmente en las áreas como Florida, en las que la presencia de agua es una característica constante del entorno. La seguridad en el agua es un regalo precioso, pero los beneficios de un curso de natación no acaban ahí.


Beneficios asombrosos para la salud


Un estudio llevado a cabo por la Universidad Griffith determinó que los niños de tan solo tres años de edad que participaban activamente en clases de natación frecuentemente habían alcanzado ciertos hitos de desarrollo meses o incluso años antes de los que no nadaban. Los expertos en medicina lo atribuyen a los movimientos involucrados en la natación, los cuales ayudan a desarrollar las fibras nerviosas que conectan los dos hemisferios del cerebro.


Los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por su sigla en inglés) están de acuerdo, citando investigaciones que muestran que el aumento del flujo sanguíneo que ocurre durante la natación mejora las funciones cognitivas.


Preparación para el futuro


La mayoría de los regalos tienen una determinada vida útil. Los gadgets se vuelven anticuados u olvidados. Pero el regalo de un curso de natación ofrece una experiencia que puede resultar beneficiosa por toda la vida. Una vez aprendida, la natación es una habilidad que rara vez se olvida. Mejora la confianza y enseña importantes habilidades sociales que los niños aprovecharán durante toda la vida, como por ejemplo, el fomento del espíritu de grupo.


Y si su hijo está interesado en deportes de cualquier tipo, la natación es una excelente manera de aumentar la capacidad pulmonar y mejorar la salud cardiovascular. La natación es un ejercicio de bajo impacto, por lo que proporciona un buen entrenamiento general para preparar al niño para las exigencias de los deportes terrestres.


Puede que un curso de natación sea el único regalo navideño que pueda ofrecer tantos beneficios a su hijo. No son necesarias las pilas, y no hay que preocuparse por una conexión de internet.

En Ocaquatics, es nuestra meta enseñar a las familias a entusiasmarse por la natación, sentirse a gusto en el agua y llegar a ser más prudentes y responsables. Si desea regalar un curso de natación, no dude en comunicarse con nuestro equipo hoy mismo llamando al 305-969-SWIM (7946) o visitando nuestra página de contacto para conocer más sobre nuestras clases de natación durante todo el año.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Ocaquatics on Facebook
  • Ocaquatics on Instagram
  • YouTube - White Circle
Dirección Postal:
11101 SW 176th Street
Miami, FL
swiminfo@ocaquatics.com
305.969.SWIM(7946)

 

© 2020 by Ocaquatics Swim School