Observadores del agua: la importancia de la supervisión adulta en la playa


Es el día de playa. ¿A usted le toca ser el observador del agua?


La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por su sigla en inglés) establece la longitud total del litoral estadounidense en 95 417 millas (153 555 km). ¡Son muchas playas! Gran parte de esta área son lugares donde llevamos a la familia para disfrutar de un día en la playa.


Pero son también lugares llenos de peligros ocultos que los niños, en particular, pueden no comprender en su totalidad. Puede que las mentes jóvenes no comprendan el concepto de la corriente o el significado de las banderas de colores que ondean en la estación de salvavidas, si es que la hubiera. Más allá de aprender la importancia de seguridad en la playa, nuestros hijos necesitan de observadores del agua.


Sin distracciones


Según la Fundación Nacional de Piscinas, tres niños mueren cada día a causa de ahogamiento. Podemos aumentar su seguridad cerca del agua designando a un “observador del agua”. La tarea del observador del agua consiste únicamente en supervisar a los niños cerca del agua, sin distracciones en absoluto.


¿Quién puede ser un observador del agua? Cualquiera que:

  • tenga al menos 16 años de edad

  • esté alerta y no bajo los efectos del alcohol

  • comprenda cómo reconocer o rescatar a alguien en peligro, o que pueda notificar a otra persona de dicha situación

  • preferiblemente sepa realizar la RCP o avisarle a alguien que lo sepa

  • cuente con un teléfono que pueda llamar al 9-1-1

  • posea un objeto flotante que pueda utilizarse en un rescate


Casi todo el mundo puede ser un observador del agua. No hay motivos para evitarlo, aunque no cuente con certificación en RCP. ¿Qué es lo más importante? Su completa atención.


Ahora, regresemos a la playa. Aquí se enumeran algunas cosas que puede hacer para ayudar a los niños a mantenerse más seguros cerca del agua.


Observe las banderas


Comprenda y respete la potencia de las olas. A los niños, en particular, les puede resultar difícil darse cuenta de lo poderoso que pueden ser las olas. Es importante enseñarles a los niños que nunca deben dar la espalda a las olas. Los observadores del agua deberían prestar una especial atención a los niños que están jugando en el agua justo en la orilla.


Si va a entrar en el agua, ¿sabe lo que significan esas banderas? Cada estado puede tener colores distintos para designar las situaciones, pero por lo general:

  • El rojo significa que existen fuertes olas o corrientes. En muchos casos, significa que no debería entrar en el agua.

  • El amarillo significa que existen olas o corrientes moderadas. Utilice precaución.

  • El verde significa que las olas o corrientes están calmas. Sin embargo, manténgase alerta.

  • El azul o púrpura significa que se ha detectado vida marina peligrosa. Puede tratarse desde tiburones hasta medusas.


Antes de asumir su responsabilidad, pida al salvavidas que le explique las banderas.


Observe el clima


¡Los días de sol son excelentes días de playa! Pero procure cargar su protector solar. Según la Fundación Estadounidense del Cáncer de Piel, las quemaduras de sol pueden duplicar los riesgos de melanoma, y no hay lugar más conducente que la playa en cuanto a la exposición excesiva a la radiación solar.


Cuando el clima produce relámpagos, la playa no es un lugar seguro. Consulte el informe meteorológico antes de dirigirse a la playa. Y cuente con un lugar para refugiarse si el clima empeora inesperadamente.


Sepa identificar a alguien que necesita ayuda


Otra vez, podemos echar la culpa a las películas y la televisión. Nos dicen que, al ahogarse, las personas hacen mucho ruido y gesticulan desesperadamente con las manos. Pero en la vida real, los ahogamientos no siguen ese guión. En cambio, los observadores del agua deben estar siempre alerta para detectar a personas cuya cabeza esté casi debajo del agua o cuyos ojos permanezcan cerrados durante un tiempo prolongado. Puede que se estén ahogando los niños cuyas piernas están en posición vertical o aquellos que están intentando nadar sin éxito.


¡La seguridad en el agua siempre es importante!


Creemos que la supervisión constante de un adulto es esencial para evitar los accidentes cerca del agua. Conozca cómo podemos ayudarle a enseñar la natación a los niños y prepararlos con lecciones valiosas sobre cómo mantenerse más seguros cerca del agua.

La misión de la escuela de natación Ocaquatics es enseñar a las familias a entusiasmarse por la natación, sentirse a gusto en el agua y llegar a ser más responsables y prudentes. Si está interesado en conocer más sobre nuestras clases de natación durante todo el año, no dude en comunicarse con nuestro equipo hoy mismo llamando al 305-969-SWIM (7946) o visitando nuestra página de contacto.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Ocaquatics on Facebook
  • Ocaquatics on Instagram
  • YouTube - White Circle
Dirección Postal:
11101 SW 176th Street
Miami, FL
swiminfo@ocaquatics.com
305.969.SWIM(7946)

 

© 2020 by Ocaquatics Swim School