9 maneras de ayudar a los niños a superar su miedo al agua


Si su hijo sufre de ansiedad y miedo cerca del agua, puede resultar difícil saber cómo ayudar


Muchos padres anhelan el día en el que podrán compartir con sus hijos sus actividades acuáticas favoritas. Hay algo de magia en esos placeres veraniegos: la playa, la piscina o un parque acuático. Si su hijo le tiene miedo al agua, esto puede impedir su capacidad de compartir estas divertidas experiencias.


Puede que se pregunte, ¿qué puedo hacer para ayudar a mi hijo a superar este miedo? Existen muchas maneras de ayudar a su hijo a sentirse más a gusto en el agua.


Si busca algunas ideas para ayudarle a animar y apoyar a su hijo cerca del agua, aquí presentamos nuestros mejores consejos para ayudar a los niños a superar el miedo al agua.


1. No ignore su miedo


El primer paso para ayudar a su hijo a superar su miedo es tomarlo en serio. Evite ignorar el miedo de su hijo como algo irracional y, por tanto, no importante.


Resista la tentación de frustrarse con su hijo debido a su negativa a meterse en el agua. El miedo que sufre es real, y si usted tiene compasión y comprensión, ayudará a su hijo a ganar confianza.


2. Haga que sea divertido desde el principio


Algunos niños se sienten intimidados si deben sumergirse de una vez. En cambio, suavice su transición al agua con juegos divertidos para aumentar su confianza.


A los niños les encanta sentarse al lado del agua y chapotear con las piernas, y usted puede convertir en juego todo lo relacionado con meterse en el agua.


3. Proceda lentamente


Toma tiempo superar el miedo al agua. Nunca es una buena idea presionar a su hijo o, lo que es peor, forzarlo a hacer algo que realmente le da miedo.


Es mejor incrementar lentamente su exposición al agua, haciendo que sea agradable con juegos y lecciones divertidas.


4. Cante canciones


Si se encuentra con un problema durante una lección, las canciones pueden ofrecer una buena distracción. A los niños les encantan las canciones y la música, y cantar juntos puede resultar muy reconfortante y entretenido.


Busque melodías que le gusten al niño, desde “Naranja dulce, limón partido” hasta la canción del abecedario. Puede ayudarle a transformar un momento de espantoso a entretenido.


5. Haga que se sienta seguro


Cuando su hijo por fin encuentre la valentía para meterse en el agua con usted, procure sostenerlo y hacer que se sienta a gusto. Usted puede sentirse alentado por el avance del niño y tentado a animarle a que se mueva un poquito, pero asegúrese de mantener su confianza.


Acepte la posibilidad de que no pueda hacer más que permanecer inmóvil con usted en el agua y que sea mejor dejarlo decidir cuándo esté listo para intentar más.


6. Sople burbujas


Un buen punto de partida es enseñar a los niños a soplar burbujas. No solo es divertido, sino también les enseña que, al soplar burbujas, el agua no entra por la nariz.


Demuestre cómo soplar burbujas y practique con ellos después. Es otra excelente manera de divertirse mientras se acostumbran al agua.


7. Sepa cuándo tomar una pausa


Si su hijo hace un berrinche o pierde interés, permita que tome una pausa. Salgan del agua, coman un bocado o jueguen en tierra seca.


Esto es importante porque mantiene la experiencia positiva y alegre y le brinda al hijo una relación agradable con el juego en el agua y cerca de ella.


8. Felicítelo mucho


Un poco de apoyo hace mucho para aliviar el miedo al agua. Puede convertir las experiencias espantosas en triunfos.


Por ejemplo, si un poco de agua le entra a su hijo por la nariz, no reaccione asustándose y sacándolo inmediatamente de la piscina. En cambio, mantenga la calma y ofrezca elogios con frases como “¡lo hiciste muy bien! ¡Casi lo lograste!”


Por supuesto, use su mejor criterio. Si el niño está muy molesto, puede ser una buena idea tomar una pausa y atenderlo. Sin embargo, al mantener la calma y resaltar lo que hizo bien, puede ayudarlo a ganar confianza.


9. Regístrelo en un curso de natación


Una manera acertada de ayudar a su hijo a superar el miedo al agua es tomarse el tiempo para enseñarle a nadar. Las clases de natación pueden ayudar a su pequeño a aprender a nadar y a mantenerse más seguro cerca del agua.


En Ocaquatics, es nuestra meta enseñar a las familias a entusiasmarse por la natación, sentirse a gusto en el agua y llegar a ser más prudentes y responsables. Si está interesado en conocer más sobre cómo podemos ayudar a su hijo, llámenos hoy mismo al 305-969-SWIM (7946) o visítenos en línea y pregunte por nuestras clases de natación durante todo el año.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Ocaquatics on Facebook
  • Ocaquatics on Instagram
  • YouTube - White Circle
Dirección Postal:
11101 SW 176th Street
Miami, FL
swiminfo@ocaquatics.com
305.969.SWIM(7946)

 

© 2020 by Ocaquatics Swim School