5 maneras fáciles de preparar a su hijo para las clases de natación


Algunos niños pueden sentirse nerviosos al comenzar su primera clase de natación


Un curso de natación es divertido y emocionante, pero su hijo puede sufrir alguna ansiedad mientras se acerca la primera clase. Además de las inquietudes con respecto a nuevos compañeros de clase y un maestro desconocido, la piscina en sí puede resultar intimidante.


Nuestros instructores están capacitados para ayudar a los niños a sentirse a gusto en el agua. Una vez acostumbrados, la mayoría de los niños llegan a adorar sus clases de natación. Mientras tanto, existen maneras de ayudar a su hijo a sentirse cómodo mientras se acerca el gran día de inicio de las clases en la piscina.


Transforme esa ansiedad en emoción con estos cinco consejos!


1. Establezca las expectativas


El motivo más frecuente de la ansiedad antes del curso es el miedo a lo desconocido. A menudo, estar en la piscina es una experiencia sensorial intensa para aquellos niños que no están familiarizados con la natación.


Tómese un momento para imaginar los sonidos que se oyen al acercarse a nuestra piscina bajo techo. Las risas y el chapoteo hacen eco, resonando en el agua, lo que puede intensificar lo ruidoso del entorno.


Si se siente a gusto en la piscina, puede que ni siquiera se dé cuenta de estas cosas. En cambio, pueden resultar abrumadoras para un nadador primerizo de cualquier edad. Sume a eso los nuevos compañeros de clase, un maestro desconocido y la expectativa de aprender y tener éxito, y entonces es probable que pueda comprender porque podría ser mucho que asimilar para un pequeño.


Le recomendamos que ayude a su hijo a prepararse estableciendo sus expectativas. Al decirle a su hijo exactamente lo que puede esperar de las clases, puede ayudarlo a dejar de preocuparse y sentir miedo. Elimine lo desconocido y así despeje la incertidumbre.


2. Haga un recorrido


Empiece por llevar a su hijo a las instalaciones antes del inicio del curso. Permita que observe a otros niños en sus clases para ver cómo aprenden y disfrutan de la piscina.


Su hijo puede ver la bondad de los instructores y las actividades divertidas que los otros niños están disfrutando. Además, tendrá la oportunidad de ver y oír cómo es el entorno de la piscina para acostumbrarse al mismo antes de que deba entrar en el agua.


Esta exposición puede ser justo lo indicado para que su hijo tenga confianza y se sienta emocionado por su primera clase.


3. Conozca al instructor


Cuando visita la piscina, averigue si puede permitir a su hijo a observar a su instructor mientras este imparte una clase. Permitir que su hijo observe a distancia lo ayudará a saber precisamente cómo será el curso. Si tiene la oportunidad, presente a su hijo al instructor. Si su instructor no está disponible, puede echar un vistazo a su foto en el tablero del equipo del local.


Los instructores cuentan con mucha experiencia en ayudar a los niños a sentirse a gusto en las clases de natación. Para cuando su hijo llegue en ese gran primer día, su maestro ya será una cara conocida.


4. Demuestre confianza


Los niños son expertos en detectar las emociones de sus padres. Cuando los padres están ansiosos, los niños pueden descifrar las señales no verbales y ponerse ansiosos a su vez. Si los padres están emocionados y tienen confianza, sus hijos se darán cuenta de eso.


Muchos padres subestiman lo desafiante que es observar una clase de natación. Puesto que los niños a veces tienen miedo, puede resultar muy fuerte el impulso de consolarlos. Sin embargo, es esencial que los padres tengan confianza en el proceso de instrucción y que permitan que sus hijos experimenten la clase.


Demuestre confianza al llevar a su hijo a la clase y al secarlo después. Es importante que su hijo se dé cuenta de su satisfacción con el proceso, y esto contribuirá considerablemente a asegurarle de que todo está bien.


5. Ofrezca tranquilidad


Aunque no esté en la piscina con su hijo, el hecho de que está observando desde las bandas puede marcar toda la diferencia para él o ella. A menudo, se sentirá más relajado y tendrá más confianza al saber que usted está cerca.


Por lo tanto, asegúrele a su hijo que estará a la vuelta de la esquina. Si el niño asiste a la clase sabiendo que usted está ahí, puede sentirse más tranquilo.


La natación es una habilidad esencial para la vida


En Ocaquatics, ofrecemos clases durante todo el año para ayudar a las personas de todas las edades a estar más seguras en el agua. Nuestros programas para niños giran en torno a los “3 MÁS SEGUROS.” Ofrecemos cursos de natación en grupo para todos, desde los niños de tan solo seis meses hasta los adultos. ¡Así que nunca es tarde para registrarse! Si está listo para que su hijo comience a aprender a mantenerse más seguro cerca del agua, comuníquese con nosotros hoy mismo.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Ocaquatics on Facebook
  • Ocaquatics on Instagram
  • YouTube - White Circle
Dirección Postal:
11101 SW 176th Street
Miami, FL
swiminfo@ocaquatics.com
305.969.SWIM(7946)

 

© 2020 by Ocaquatics Swim School