Las piscinas bajo techo son la mejor elección para las clases de natación



Tal vez si viviera en un clima más frío, su decisión sería distinta, pero ¿cuáles son las razones para elegir una piscina cubierta para las clases de natación cuando el clima es maravilloso todo el año? ¿Existe alguna ventaja al nadar en una piscina bajo techo?


Más allá de las preferencias personales, existen algunas diferencias entre las piscinas interiores y exteriores aparte del control ambiental. Aquí se presentan algunos factores para tener en cuenta.


La Madre Naturaleza no está invitada


Hay diferencias en el clima del sur de Florida durante el año. Según el periódico Palm Beach Post, el Servicio Meteorológico Nacional designa al período entre el 15 de mayo y el 15 octubre como la temporada lluviosa de la región, mientras que la temporada más peligrosa, la de los huracanes, va del 1 de junio al 30 de noviembre.


¿Qué importa un poco de lluvia cuando la temperatura es todavía superior a los 80 °F? Es una distracción y algo que usted y sus hijos no desean a la hora de aprender a nadar y a mantenerse más seguros cerca del agua. La elección de una piscina bajo techo para las clases de natación elimina el desafío de lidiar con los cambios climáticos. Permite que los niños se mantengan centrados en la razón por la que están ahí.


Protección del sol


La Sociedad Americana del Cáncer recomienda que las personas de todas las edades se protejan contra los efectos dañinos de la radiación ultravioleta del sol. Una forma de hacerlo es utilizar un protector solar, pero estos a menudo se disuelven durante las actividades en la piscina.


Los dueños de piscinas interiores y exteriores tienen que lidiar con el desafío de mantener el agua clara. Por lo tanto, muchas piscinas públicas al aire libre prohíben estrictamente el uso de protector solar cuando se nada. Además, existe una preocupación creciente de que un ingrediente del protector solar pueda reaccionar con las sustancias químicas que se utilizan para tratar el agua de las piscinas.


La mejor opción es elegir una piscina bajo techo para las clases de natación. No habrá necesidad de preocuparse por la protección de la piel o la desobediencia de las reglas de la piscina en materia del uso de protector solar.


Un soplo de aire fresco


Las piscinas interiores de calidad hacen el esfuerzo adicional para garantizar que el aire sea limpio. Los operadores confiables de piscinas interiores siguen las recomendaciones de la Fundación Nacional de Piscinas, que exigen especificaciones mejoradas en el diseño del sistema de climatización, que equilibren la humedad, temperatura y flujo de aire.


Mantener la temperatura adecuada del agua es también parte de la ecuación. Resulta más fácil lograrlo cuando se puede controlar el ambiente interior, que es otra ventaja de las piscinas bajo techo.


Las piscinas al aire libre son excelentes para divertirse siempre que los caprichos del clima lo permitan. Pero si su objetivo es crear un espacio óptimo en el que los niños puedan aprender a nadar y a mantenerse más seguros cerca del agua, es mejor optar por una piscina bajo techo.


Si está interesado en conocer más sobre nuestras clases de natación para bebés y niños pequeños, no dude en comunicarse con nuestro equipo hoy mismo llamando al 305-969-SWIM (7946) o visitando nuestra página de contacto. Contamos con cuatro locales que ofrecen piscinas climatizadas y bajo techo, ¡perfectas para iniciar a su pequeño en las alegrías de la natación en cualquier época del año, ya sea de lluvia o de sol!

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Ocaquatics on Facebook
  • Ocaquatics on Instagram
  • YouTube - White Circle
Dirección Postal:
11101 SW 176th Street
Miami, FL
swiminfo@ocaquatics.com
305.969.SWIM(7946)

 

© 2020 by Ocaquatics Swim School